Malva, color y nombre de esta super dulce sesión

Smash Cake con la pequeña Malva

Cuando la mamá de Malva me llamó para reservar una sesión para el primer cumpleaños de su hija me sorprendió mucho el nombre, nunca lo había oído antes a una niña y sinceramente me encantó! A parte de ser un color dulce y que me gusta combinarlo con muchos otros, el hecho de que su protagonista se llamara Malva hacia más obvio el color de la ambientación, verdad? Siii lo habéis adivinado color malva jeje

Aquí os presento a nuestra pequeña cumpleañera.

¿Con pastel o sin pastel?

Antes de llegar a la acción con el pastel siempre me gusta antes hacerles una cuantas fotografías sin el pastel, para que también tengáis algunas fotografías super preciosas y bonitas sin las manchas del pastel. Malva estaba muy divertida en estas imágenes y la verdad no paró de reír y regalarlos sonrisas, gestos y miradas que os digo, quedé enamorada de esta ricura de niña.

El momento adecuado para hacer fotografías Smash Cake

Cuando los niños ya se sienten relajados y veo que el momento pastel ha llegado, los coloco alrededor del pastel y dejo ver un poco la reacción.

En otros posts he hablado de las reacciones que tienen los niños con estas sesiones; no todos se vuelven locos y empiezan a comerse el pastel, a reír y mirar a cámara, algunos si claro pero no todos.

Es muy importante la colaboración de los padres. Muchas veces los niños no le prestan atención al pastel, por qué? Sencillamente porqué no les interesa, prefieren algún otro elemento que esté a su alrededor o la atención de los papás sin ir más lejos.

Por eso siempre antes de colocar el pastel explico que si los peques os ven a vosotros probando el pastel, tocándolo, es más probable que decidan sumarse al nuevo juego que si nos quedamos quietos y esperamos a que ellos por si solos decidan hacerlo.

Hay que conseguir que presten atención y en muchos casos a la que prueban el pastel ya no paran!! A quién no le gusta el dulce?

La pequeña Malva se enganchó al número 1 de su pastel y yo diría que le gustaba bastante!

¿Que pasa si mi hij@ no quiere comerse el pastel?

Yo soy del parecer que a los niños no hay que forzarlos pero los niños son impredecibles y cuando crees que están girados y poco receptibles, de repente haces o hacen algo o simplemente algo les llama la atención y ya no se acuerdan que estaban enfadados o que estaban llorando. Es por eso que siempre voy con mucha calma.

Si un niño quiere brazos hay que dárselos, si está inquieto hay que arroparlo y poco a poco hay que ir creando el entorno idóneo para que él vea que está en un sitio nuevo pero que es un sitio seguro y que su mamá o papá están cerca todo el tiempo. Lo peor que os puede pasar es que lleguéis a casa de azúcar y mantequilla hast arriba!

Pero bueno, un mal menor, no creéis?

Si pasado un rato veo que el niño o niña no se siente bien, cancelaremos la sesión, hablaré con vosotros y os daré alternativas. Repito, no hay que forzar a ningún niño o niña, son pequeños y si ellos dicen no, nosotros simplemente tenemos que verlo y saber respetarlo.

Tenéis toda la info de estas sesiones en el enlace que os dejo debajo y como siempre digo, cualquier duda o aclaración os podéis poder en contacto conmigo vía mail o teléfono, aquí estoy para ayudaros!

Sesiones Smash Cake

Gracias por leer este post, compártelo si te ha gustado y hasta pronto!