Pequeña Noa…

Bienvenidos a mi primer post sobre fotografía newborn!

Esta muñequita que tenéis aquí se llama Noa, cuando realicé la sesión tenía 12 días y la verdad es que se portó super bien. Los padres, encantadores, primerizos y muy emocionados contactaron conmigo a través de la feria ExpoNadó que se realiza desde hace 4 años en Vilanova y la Geltrú. Allí nos conocimos, conocieron mi trabajo y poco tiempo después vinieron al estudio con una cosita preciosa entre sus brazos.

En las sesiones newborn que yo realizo el tiempo es un factor que debéis olvidar. Hay sesiones largas y no tan largas, no me atrevería a decir la palabra corta ya que en realidad nunca lo son. Si queremos conseguir imágenes como las que tengo en el portfolio, es necesario que los bebés estén dormidos, no porqué queden mal despiertos, para nada, pero al estar despiertos, en según que posturas, es necesario que entren en un sueño profundo, sobretodo por razones de seguridad.

Los bebés al nacer todavía sienten que están dentro de la madre, tienen mucha flexibilidad y se pasan muchas horas durmiendo, por eso es importantísimo realizar estas sesiones durante los primeros 15 días del bebé. Tenemos que aprovechar todas esas condiciones durante los primeros 15 días ya que luego empiezan a espabilarse, son más conscientes de que ya no están dentro de madre y cuesta más conseguir que entren en un sueño profundo si continuamente los estamos moviendo.

En mi estudio también tengo todo lo necesario para realizar este tipo de sesiones; el vestuario de los bebés, el atrezzo, además de cambiador, toallitas, etc… Os aseguro que os sentiréis muy a gusto y como en vuestra casa.

A continuación os dejo unas cuantas imágenes de la sesión de Noa, espero os gusten!