Sesión de embarazo en La Roca del Vallés

Esperando a Arnau…

Me encanta cuando vienen al estudio parejas tan bonitas y simpáticas como lo son Laura y Santi. Con ellos pasé una tarde muy divertida y probamos cositas interesantes. Laura tenía una barriga muy bonita, redonda y preciosa; y además me encantó poder formar parte de ese momento tan importante en su vida.

Primerizos y en la recta final de su embarazo estaban muy ilusionados e impacientes con la llegada de Arnau.

Realizamos una sesión en estudio, fotografiando primero solo a Laura y después conjuntamente con Santi. Me gustan mucho las fotografías de piel con piel, aquellas en las que van semidesnudos, sin camiseta. Son fotografías dulces, intensas, suaves, muy recogidas y además transmiten muchas cosas, sobre todo, amor.

La elección del mejor momento

Normalmente realizo las sesiones de embarazo entre la semana 32-36, que es cuando tenemos la barriguita bien redonda y salen bonitas imágenes. Más tarde no porqué podemos caer en el error de que el bebé se adelante y entonces nos arriesgamos a quedarnos sin fotografías. También es importante el estado de la madre, en la recta final del embarazo estamos más cansadas, menos ágiles y todo nos cuesta más; sobre todo en verano y el calor que no nos ayuda nada.

También realizo sesiones de exterior, en la playa, en la montaña, en el bosque; cualquier lugar puede ser interesante para una sesión de embarazo. Cerca del estudio hay un lago con patos al que suelo ir; me gusta ese contacto con la naturaleza, la tranquilidad del lugar y también sus bonitos encuadres.

Si estás embarazada y te gustaría realizar una sesión, te animo a que te pongas en contacto conmigo. Me gusta siempre, si es posible, conocer a las personas que voy a fotografiar; para así poder crear juntos la sesión de embarazo que más os guste. Las posibilidades son infinitas!

A continuación os dejo unas cuantas imágenes de la sesión de Laura y Santi, espero os gusten!