Clara, una preciosa bebé con una sonrisa de ensueño…

Clara es una bebé de 8 meses que vino a visitarme hace unos días. Su sonrisa y sus preciosos ojos enseguida me cautivaron y es que además es muy muy simpática!!

Cuando los peques llegan al estudio al principio se sienten un poco extraños, no quieren separarse de la mamá, lloran, dan pataletas, vamos, que ellos saben que están en un sitio nuevo y hasta que no cogen confianza les cuesta entrar. Lo suyo, como siempre digo, es tener paciencia, dejar que ellos investiguen el espacio, que gateen movidos por su curiosidad y dejarlos un tiempo para que se sientan dentro de un «territorio más o menos seguro». Poco a poco se van relajando y si les dejamos su espacio, tarde o temprano empiezan a participar de la sesión.

Me ha pasado muchas veces también que cuando venís los dos padres, los peques se sienten todavía más seguros, les hacéis reír entre los dos, hacéis que olviden un poco que hay una extraña mirándole todo el rato y se olvidan un poco de donde están.

En mi estudio hemos llegado a reír, cantar, saltar, hacernos pasar por animales, nos hemos tirado al suelo para que los peques rieran y hasta hemos hecho la conga, todo por las fotos!! Seguro que entre todos hacemos un gran equipo para que vuestros hijos se sientan cómodos y felices durante la sesión y podamos conseguir imágenes tan bonitas como las de la sesión de Clara.

En el estudio tengo ropita para estas sesiones, dependiendo de la edad tengo más variedad, pero si os apetece ponerle algo de ropa que habéis comprado para la ocasión no hay ningún problema, muchas veces las mamás me traéis cositas preciosas!!

Para terminar el post os dejo unas cuantas fotografías de la sesión de Clara y espero os gusten tanto como a mi.