Las horas del día y la fotografía

Descubre cuando es mejor realizar una sesión fotográfica

En mi estudio de La Roca del Vallés trabajo con luz natural siempre que puedo; y digo siempre que puedo porqué a veces me resulta imposible. Los días nublados, y dependiendo de la hora de la sesión, se me complica poder trabajar con luz natural y tengo que utilizar luz artificial como el flash.

El movimiento del sol es básico para conocer en que horas dispongo de luz y sobre todo de la dirección y la dureza de esta, o por el contrario si tengo una luz muy plana que no trasmitirá lo que yo quiero en las fotografías. Hay muchos parámetros a tener en cuenta y estos oscilan continuamente a lo largo del día; dando también una gran versatilidad a la hora de realizar las tomas.

En mi estudio, por ejemplo, y principlamente en verano, tengo una preciosa luz todo el día a partir de las 12 del mediodía y hasta que se va el sol. Sin embargo, en invierno, que el sol va más bajo se me reducen mucho las horas de luz; y esto se acentúa cuando cambiamos al horario de invierno.

Así pues, trabajar con flash es casi indispensable en muchas ocasiones y me salva de poder tener siempre una gran fuente de luz que no se agota, no varía ni oscila y siempre se mantiene fija. Sin duda, es un gran aliado.

Sesiones de exterior

Ya hemos visto que en el estudio, siempre y cuando tengamos un flash, nos va a se mucho más fácil controlar la luz; si la que tenemos de forma natural nos resulta insuficiente. Podremos realizar la sesión a cualquier hora del día.

Fotos de exterior

En el exterior, sin embargo, sí que dependemos totalmente del día que haga; y dependiendo del tipo de sesión que queramos realizar tenemos que tener mucho cuidado. Para que os hagáis una idea; las sesiones de embarazo, y especialmente cuando hay que ir a la playa, las realizo a primera hora de la mañana o a la última del día; cuando el sol está a punto de esconderse ya que en esas horas el sol no está arriba del todo en el cielo y evitamos que los rayos de este quemen nuestras caras o pieles en las fotografías. Por eso recomiendo siempre evitar las horas de mayor sol; y sobre todo si vamos a sitios abiertos como prados o playas. Si el lugar donde vamos a realizar la sesión tienen sombras, o bien el día está nublado, entonces podremos realizar la sesión a cualquier hora del día.

Fotos al amanecer

En el amanecer tendremos unas luces suaves, marcadas por unos tonos azules que se mezclan con los anaranjados; algo producido por la transición de la noche al día. Por otro lado, lo que ocurre en los atardeceres también es bastante similar, pero en esta ocasión de modo inverso; se pasa de estar iluminado a la completa oscuridad.

La hora azul

Asimismo, también me gustaría mencionaros lo que se conoce como hora dorada u hora azul. En los crepúsculos del sol se dan diversos minutos en los que los tonos predominantes son rojizos (hora dorada) o azules (hora azul). Estos lapsos de tiempo dan mucho juego y podemos crear imágenes realmente bonitas.

En términos generales las horas centrales del día, cuando el sol está en su punto más alto, es la peor para hacer retrato; porque produce sombras duras que tiene unos efectos negativos. Por ejemplo, causa sombras debajo de los ojos que no quedan nada bien.

Horas para hacer fotografías

Espero os haya servido de ayuda este post y sobretodo que os haya resuelto posibles dudas!