Fotos de Embarazo en Blanco y Negro

El blanco y negro en mis sesiones de maternidad

Antes, cuando estudiaba fotografía y revelaba con el sistema analógico, era una adicta al blanco y negro. Recuerdo las charlas en la habitación oscura, el proceso de colocar los líquidos, los tiempo, el agua, el secado, la espera, la ampliadora, etc. Todo este largo proceso era realente emocionant y cuando veías que poco a poco tu fotografía iba apareciendo en el papel, era como esperar un regalo. Muchas veces sabes lo que es pero siempre hay el elemtno sorpresa, y esa es una poco la sensación que tenía yo.

Después con el digital absolutamente todo cambió, sobre todo los tiempos, en muchos aspectos y al terminar mis estudios poco a poco me fue alejando de afición por el blanco y negro hasta que un día decidí sacar mi viejo rollo negro y empezar a disparar con flash y a editar en blanco y negro de nuevo.

Todos sabemos que las fotografías en blanco y negro son más «reales», nos dicen más cosas, parecen que nos hablen y sin duda transmiten de otra manera que lo hacen las imagenes a color. No son mejores unas que otras, sencillamente son distintas…

Traer un hijo al mundo ya es una experiencia extraordinaria; pero si además le añadimos el dramatismo que nos proporciona el blanco y negro, realmente podemos llegar a conseguir imágenes que sean capaces de ponernos los pelos de punta. El blanco y negro, además, siempre viene acompañado de un sentimiento como melancólico; y muchas veces son capaces de atraer nuestra atención mucho más tiempo que una fotografía a todo color. El blanco y negro me transmite belleza, emoción, fuerza; y sobretodo me desborda un sentimiento de amor de una manera que no lo hace el blanco y negro.

¿Por qué nos emociona tanto el blanco y negro?

Porque cuando vemos una fotografía en monocromo lo que estamos haciendo es eliminar posibles distracciones de la toma, y nos centraremos en la esencia de la imagen. Con el blanco y negro podemos prestarle más atención a la composición de la toma, a la luz de la misma, su contraste, su textura, como nos hace sentir…

El revelado de mis fotografías en blanco y negro

En este apartado aprovecho para contaros como trabajo mis fotografías en blanco y negro una vez tengo ya vuestra selección.

  • En primer lugar realizo las correcciones de la piel que creo oportunas; como eliminación de granitos, alguna pequeña arruga que no queremos que salga, etc.
  • Después toco un poco la luz, así como los negros; y voy marcando de esa manera la intensidad que quiero que muestren mis fotografías.
  • Contraste. El blanco y negro pide contraste si o si!!
  • Y termino con un pequeño filtro para añadir enfoque a mis imágenes.

Como veis son pocos pasos, no me gustan pasarme demasiado tiempo en una fotografía. Si la luz es la adecuada y los parámetros de la cámara son correctos es simplemente dar unos pequeños ajustes para que sea un precioso recuerdo para vosotros!

Muchas gracias por leer este post, espero os hayan gustado esta pequeña muestra de fotografía en blanco y negro para sesiones de embarazo!

Contactar